Ir al contenido principal

Las Actividades de la Vida Diaria (AVD), que son “aquellas actividades que una persona ha de realizar diariamente para poder vivir de forma autónoma, integrada en su entorno habitual y cumpliendo su rol social”. 

Estas actividades se pueden clasificar en tres grandes grupos:
  1. Actividades BÁSICAS de la Vida Diaria (ABVD).
  2. Actividades INSTRUMENTALES de la Vida Diaria (AIVD)
  3. Actividades AVANZADAS de la Vida Diaria (AVDA).

Para determinar el grado de autonomía en las ABVD y las AIVD existen diferentes escalas. Entre las más habituales tenemos: 

Para las ABVD: 

• ÍNDICE DE BARTHEL O DE CLASIFICACIÓN FUNCIONAL O DE AVDB: Consta de 10 ítems. Ocho grupos de actividades (alimentarse, lavarse, vestirse, aseo personal, uso de retrete, transferencias del cuerpo, deambulación y dificultad para subir y bajar escaleras) y dos funciones corporales (deposición y micción). La puntuación máxima es de 100, que nos indicaría que no existe dependencia y la mínima es 0, que nos indicaría máxima dependencia.

• ÍNDICE DE KATZ: Consta de 6 ítems, que son: baño, capacidad de vestirse, uso del retrete, movilización, continencia de esfínteres y alimentación. Dando la posibilidad de añadir “otro” no especificado. Para su valoración se utiliza una graduación de ocho niveles desde A (mínima dependencia) hasta G (máxima dependencia). 

ESCALA DE LA INCAPACIDAD FÍSICA DE CRUZ ROJA: Recoge de forma global dos grupos de actividades (la marcha y los “actos de la vida diaria”), la función corporal continencia y la necesidad de cuidados de enfermería, graduándolos en seis niveles de 0 (independiente) a 5 (máxima dependencia) 

Para las AIVB, aunque existen numerosos métodos para la evaluación de estas actividades, el más utilizado es la ESCALA DE LAWTON Y BRODY, también denominado ÍNDICE DE LAWTON O AVDI. Para la evaluación en mujeres, consta de 8 grupos: capacidad para usar el teléfono, hacer compras, preparación de comida, cuidado de la casa, lavado de ropa, transporte, control de medicación y capacidad de encargase de sus finanzas. En los hombres sólo se reconocen cinco grupos: capacidad para usar el teléfono, hacer compras, transporte, control de medicación y capacidad de encargarse de sus finanzas. Cada grupo se subdivide en cuatro o cinco ítems según la gravedad y la puntuación oscila de 8 (máxima independencia) a 0 (máxima dependencia) en mujeres; y de 5 (máxima independencia) a 0 (máxima dependencia) en hombres.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tableros de comunicación

Una vez que se ha decidido la conveniencia del uso de un sistema de comunicación con ayuda, será necesario valorar el soporte o producto de apoyo más adecuado. Los productos de apoyo para la comunicación y la información son recursos tecnológicos que sirven de soporte a los símbolos del sistema de comunicación elegido.  Existen una serie de dispositivos sencillos y económicos que se conocen comúnmente bajo el nombre de tableros de comunicación. Utilizan papel impreso y fundas plásticas, flexibles o rígidas.  Los pictogramas se organizan en un espacio que se adapta en tamaño y tipo de material a las características visuales y motrices de la persona usuaria. Pueden ser soportes duros divididos en 3 paneles que permiten doblarlo.  La persona con discapacidad puede señalar con cualquier parte del cuerpo con la que consiga un movimiento voluntario. Si esto no es posible, el otro interlocutor deberá realizar un barrido manual por el tablero señalando casillas o símbolos para que la persona…

Comunicación aumentativa o alternativa con personas mayores dependientes

Las personas mayores en las instituciones sociales podrían tener dificultades en su comunicación debido a:
Problemas auditivos que dificulten la comprensión del mensaje que reciben de su interlocutorDesconocimiento del mismo idioma entre los interlocutores. (p.e. persona mayor – profesional de atención socio-sanitaria)Problemas en la emisión/volumen de la voz: Afonía, laringitis, baja intensidad de voz, etc., que dificulten la comunicación oral Problemas de comunicación debido a una situación puntual: tratamientos odontológicos, uso de mascarilla de oxígeno, etc. El uso de los pictogramas para la comunicación es rápido, principalmente si se trata de expresar mensajes cotidianos y la persona ya ha aprendido la localización de los mismos. No obstante, en ocasiones puede ocurrir que no esté representada la palabra que quiere comunicar. En ese caso, y una vez conocida dicha palabra, se incorporaría a su cuaderno la imagen correspondiente
Para comunicarte con personas usuarias puedes utili…

Productos de apoyo para el acceso al ordenador

Los SCAA se definen como un conjunto estructurado de elementos no vocales que permiten la comunicación, no surgen espontáneamente, necesitan procedimientos específicos de aprendizaje formal y pueden necesitar o no un soporte físico. 
Cuando un SCAA sustituye en su totalidad al lenguaje oral hablamos de SISTEMA DE COMUNICACIÓN ALTERNATIVO, mientras que si sólo complementa al lenguaje oral incrementando y estimulando la producción verbal estamos ante un SISTEMA DE COMUNICACIÓN AUMENTATIVO. 
Elementos que componen un SCAA:  Sistema: método/s seleccionado/s para desarrollar la comunicación Soporte: se refiere al producto de apoyo necesario para mantener el SCAA específico Forma de acceso: dispositivos que permiten a la persona utilizar un SCAA para la transmisión de mensajes Para acceder a los ordenadores y otros productos de alta tecnología como tablets y comunicadores digitales basados en tablets se han desarrollado ciertos dispositivos que se adaptan a cualquier movimiento voluntario q…