LÉXICO ADECUADO PERSONAS MAYORES DEPENDIENTES


Es habitual escuchar en ámbitos profesionales, formales o informales, que los/as profesionales de atención sociosanitaria utilizan términos inadecuados para referirse a las personas mayores, tales como viejito, viejete, abuelo, mis abueletes, por ejemplo,  son términos peyorativos y cargados de prejuicios, que no responden a la realidad de las personas mayores. 

La expresión abuelo, es un términos insuficientes, que no representan a todas las personas mayores, sino obviamente a quienes tiene relación de parentesco. Puede tener además connotaciones paternalistas.

La expresión tercera edad (mayores de 65 años), cuarta edad (mayores de 80 años) están en desuso.

Se sugiere utilizar términos objetivos, que no conllevan carga ni valoraciones de ningún tipo, expresiones adecuadas y neutrales como:
  • personas mayores, personas de edad avanzada, población mayor, adultos o adultas mayores, personas mayores de 65 años, persona centenaria (si tiene más de 100 años).

Si la persona mayor además tiene alguna patología o enfermedad o afectación que le limita para la autonomía al referirnos a ellas, hay que recordar que no es adecuado usar referencias como:  demente, dependiente, senil, minusválida, sorda, ciega, tetrapléjica, coja, paralítica, impedida, incapacitada, lisiadaTampoco es adecuado: sufre de..... o padece de... es víctima de...Se recomienda que en vez de la palabra postrado usado en frases como, se encuentra postrado en la cama o está postrado en una silla de ruedas se utilicen expresiones como se encuentra en una cama, persona encamada o es usuario de una silla de ruedas.



Ojo con los diminutivos como sillita o carrito para referirse a la silla de ruedas, o taca taca para definir un andador o babero para referirse a las servilletas. Lo correcto sería hablar de personas mayores con discapacidad física o con problemas de movilidad o personas ciegas, de silla de ruedas o de andador.
Si la persona mayor tiene limitaciones severas del movimiento es habitual que se refieran a ella como minusválida, que es otro término cargado de prejuicios, como el de inválida. El Foro de Vida Independiente está en desacuerdo con la utilización del término persona con discapacidad  y optan por otras que entienden como más positivas como personas con diversidad funcional (Palacios y Romañach, 2006).

Es importante recordar que primero es la persona y después sus discapacidad o limitación. Por lo tanto es más adecuado referirnos a ellas como personas en situación de dependencia, o personas dependientes, o personas con demencia de tipo Alzheimer, persona mayor ciega, persona mayor sorda.

Comentarios