miércoles, 27 de abril de 2016

Animación social para personas dependientes en instituciones sociales (UF0129)

Además de las propias características individuales y comportamentales de la persona usuaria dependiente otro de los factores que facilitan su adaptación o acoplamiento a la vidade la institución social es que tenga preservado un red social y familiar de calidad. Por tanto, fomentar sus habilidades sociales o sus competencias para desenvolverse de forma exitosa en la interacción con otras personas, va a favorecer su adaptación al entorno. 

Estrategias para el aprendizaje de conductas más competentes, por ejemplo competencias sociales:
  • Podemos ofrecer indicaciones conductuales o explicar a la persona residente las conductas sosciales concretas, así como su adecuación, ofreciendo instrucciones de manera verbal o con apoyo escrito y audiovisual.
  • Invitar a la persona a practicar hasta la siguiente ocasión una conducta social específica.
  • Hacer una demostración de los patrones de conducta que deben ser aprendidos, ofreciendo al usuario/a la observación de comportamientos nuevos para que sean incluidos en su repertorio conductual. 
  • Representar escenas que simulan situaciones de la vida real y valorar el efecto positivo de determinadas conductas para que aprenda aquellas habilidades sociales que no poseía o perfeccione aquellas otras que ya realizaba.
  • Proporcionar a la persona información específica y útil sobre aquellas conductas que haya realizado correctamente y señalar aquellas otras que aún puede mejorar.
  • Felicitarle y reconocer el esfuerzo por modificar actitudes negativas, valorar las conductas habilidosas socialmente y motivarle continuamente en su proceso de aprendizaje.
Entendemos que las habilidades sociales son el resultado del aprendizaje continuo a lo largo del ciclo vital. Cuando hablamos de envejecimiento hemos de distinguir entre:
  • envejecimiento patológico:  aparecen enfermedades de corta duración pero con consecuencias adversas; o enfermedades de larga duración que comprometen seriamente el nivel de funcionamiento autónomo de la persona. Tales enfermedades crónicas están asociadas a una limitación funcional y progresiva que va debilitando la fortaleza del organismo.
  • envejecimiento fisiológico: es un proceso natural donde aparecen cambios graduales a lo largo de nuestro desarrollo evolutivo. Puede ser considerado como la transformación y deterioro que van unidos a la maduración de nuestro organismo, los cambios psicológicos y el nuevo tipo de relaciones sociales que se ocasionan en la vida de una persona con el paso de los años. Es un proceso relacionado con el deterioro progresivo de las propias funciones físicas, los cambios en las facultades mentales y la transformación del medio familiar y de la vida social.
Y recordar que la capacidad de dar y recibir placer pueden no verse deterioradas con el paso del tiempo, así como la fantasía, el grado de intimidad, el vínculo amoroso, la consideración afectiva y el deseo hacia la otra persona.

Teniendo en cuenta las indicaciones que el/la profesional de la atención sociosanitaria puede realizar para que los usuarios/as aprendan habilidades sociales y mejoren sus interacciones en la unidad residencial destacan:

De las actividades se emplean en la animación social de la institución y favorecen las relaciones sociales de las personas residentes destacamos:
  • Actividades físicas
  • Actividades cognitivas
  • Actividades de expresión y comunicación
  • Actividades socioculturales
  • Actividades de artes plásticas y manualidades
  • Actividades domesticas
  • Actividades espirituales
  • Actividades lúdicas
Entre las principales indicaciones profesionales que deben seguirse durante el desarrollo de cualquier actividad de animación social destacan:
  • que los materiales siempre dirigidos a la edad cronológica de las personas usuarias, en ningún caso usar diseños infantiles si no son niños y,
  • dejar el tiempo suficiente para que cada persona participante pueda desarrollar la actividad a su propia velocidad
Internet, la red de redes, puede convertirse en una herramienta tecnológica que puede ampliar los horizontes de participación social de las personas usuarias de una institución. Un cuaderno online de actividades y ejercicios puede estimular sus competencias cognitivas; virtualmente pueden participar en juegos online en red; pueden crear y mantener un blog o participar en foros y compartir con el mundo sus vivencias, buscar ayuda, información, etc; en la red pueden conversar con personas de todo el mundo y vivir ciertas situaciones que pueden no encontrarse a su alcance o que realizarían con ciertas dificultades, como compra-ventas online.

El término discapacidad hace referencia a una deficiencia o a una limitación que tiene una persona como consecuencia de la pérdida o anormalidad de una estructura o función que se manifiesta en se caracteriza por excesos o insuficiencias en el desempeño de actividades habituales o en la participación. Las discapacidades pueden ser temporales o el desenvolvimiento de su vida diaria
permanentes, reversibles o irreversibles y progresivas o no.

Las necesidades de apoyo para la autonomía personal “son las que requieren las personas que tienen discapacidad intelectual o mental para hacer efectivo un grado satisfactorio de autonomía personal en el seno de la comunidad”. En este contexto, cobra especial importancia el concepto de Actividades de la Vida Diaria (AVD), que son “aquellas actividades que una persona ha de realizar diariamente para poder vivir de forma autónoma, integrada en su entorno habitual y cumpliendo su rol social”. Estas actividades se pueden clasificar en tres grandes grupos:
  • Actividades BÁSICAS de la Vida Diaria (ABVD).
  • Actividades INSTRUMENTALES de la Vida Diaria (AIVD)
  • Actividades AVANZADAS de la Vida Diaria (AVDA).
El acompañamiento consiste en estar al lado de la persona mientras se ocupa en realizar actividades diarias ayudando a las personas a vivir, enseñándoles nuevas capacidades o recuperando aquellas otras que ya no se utilizaban, poniendo el acento sobre las capacidades de la persona que sí funcionan y estableciendo un clima de confianza para que la persona exprese libremente todo aquello que necesite. Acompañar a las personas de la institución se traduce en mantener una relación de ayuda y de confianza construida mediante el contacto, la cercanía, la presencia cotidiana y el compromiso adquirido por ambas partes (profesional-usuario/a). El acompañamiento es una palabra que engloba:
  • Tiempo compartido.
  • Compromiso, cuidado y paciencia.
  • Comunicación afectiva, escucha y buen humor.
  • Cercanía. persona accesible que no crea dependencia personal.
  • Respeto. crea confianza e igualdad en el trato.
  • Buen modelo. ejemplo de esfuerzo por seguir aprendiendo.
  • Capacidad de negociación.realista y flexible.
Caminar junto a personas que se encuentran en situación de dependencia nos lleva a conectar con realidades tan duras como la muerte, la pérdida progresiva de funciones o el deterioro intelectual. En el contacto cotidiano también nosotros recorremos un camino al tiempo que acompañamos a la persona a enfrentarse a su limitación personal. Se trata de estar al lado; ni delante ni detrás.

+info:

No hay comentarios:

Publicar un comentario