Ir al contenido principal

Terapia de Orientación en la Realidad




La terapia de Orientación en la Realidad (TOR) es una técnica qua ayuda a la persona usuaria a reducir la desorientación y la confusión mental*.  Consiste en presentar información relacionada con la orientación: tiempo, espacio y persona, en forma visual (imágenes) y de manera simultánea, le ofrecemos explicaciones muy sencillas sobre lo que pretendemos comunicar. Irán acompañadas de movimientos corporales que amplifican y aclaran el mensaje a transmitir. Supone un aporte positivo de autoestima.


La TOR se aplica con dos formatos diferentes:
  • Trabajo en grupo terapéutico. Los usuarios son distribuidos en pequeños grupos para participar en la actividad. Aquellos pacientes con un nivel similar de capacidades cognitivas, generalmente, compartirán taller varios días a la semana, en sesiones de entre 30 y 60 minutos cada una. En el grupo se trabaja la orientación personal, temporal y espacial de forma específica y, además, se desarrollan otras habilidades cognitivas o estrategias conductuales, para lo que se utilizan técnicas que necesitan cierto material de apoyo (por ejemplo, calendarios, tarjetas ilustradas de ocupaciones, objetos, oficios, actividades de la vida diaria, etc.)
  • Orientación a la realidad 24 horas. Consiste en aportar claves para la memoria, mostrando al paciente referencias concretas que pueden encontrar en el ambiente (señales y otras ayudas) con las que consiga situarse en su entorno más cercano. Además, los cuidadores transmiten al usuario de forma constante (durante las 24 horas del día) información que le permita situarse en el espacio, el tiempo y respecto a su persona. Los mensajes verbales se acompañarán de otros no verbales para facilitar su procesamiento.  Esta tarea debe ser practicada por todos los cuidadores profesionales que trabajan en contacto con el paciente a lo largo de todo el día. El ambiente de la unidad residencial puede facilitar o dificultar la tarea de la orientación a la realidad, por lo que cuidaremos de que el entorno en el que el paciente habita sea un lugar tranquilo, con pocos estímulos que, a su vez, han de ser orientadores como:
  • El  nombre  escrito  en  la  puerta  de  cada  sala.
  • Tablones  de  anuncios  que  señalen  la  fecha  del  día,  la  estación  del  año,  el menú,  cuando  será  la  próxima  fiesta  o  cumpleaños,  etc.
  • Fotografías  y  tarjetas  para  indicar  el  nombre  da  cada  persona  en  el  comedor en  el  dormitorio,  etc.
Por  otro  lado,  los  profesionales de atención sociosanitaria siempre  responderán  a  las  preguntas  o  dudas  que planteen los usuarios en los momentos que presenten confusión. Les ofrecerán cuantas indicaciones sean posibles y necesarias para que la persona dependiente pueda recibir la máxima  ayuda  del  ambiente  que  le  rodea.

*En psicología se entiende por confusión mental a una disminución de la actividad de la consciencia. Existen varios grados que van desde una leve obnubilación hasta el estado de estupor. Es un estado mental agudo, caracterizado por una concepción desordenada del medio, delirio, reducción de la capacidad de observación, confusión, patológicamente hablando, comúnmente se refiere a la pérdida de orientación (habilidad para ubicar correctamente cosas como el tiempo, lugar e identidad personal) y de la memoria (habilidad para recordar correctamente eventos previos o aprender nuevo material). Algunos casos graves pueden generar ilusiones, insomnio y alucinaciones. Puede producirse en condiciones de una gran tensión mental. La confusión no es sinónimo de la inhabilidad de poner atención, aunque la inhabilidad para poner atención puede causar, o contribuir a generar la confusión. En conjunto, la confusión y la inhabilidad para poner atención (ambas de las cuales afectan el juicio) son problemas paralelos de una pérdida o falta de las funciones normales del cerebro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tableros de comunicación

Una vez que se ha decidido la conveniencia del uso de un sistema de comunicación con ayuda, será necesario valorar el soporte o producto de apoyo más adecuado. Los productos de apoyo para la comunicación y la información son recursos tecnológicos que sirven de soporte a los símbolos del sistema de comunicación elegido.  Existen una serie de dispositivos sencillos y económicos que se conocen comúnmente bajo el nombre detableros de comunicación. Utilizan papel impreso y fundas plásticas, flexibles o rígidas.  Los pictogramas se organizan en un espacio que se adapta en tamaño y tipo de material a las características visuales y motrices de la persona usuaria. Pueden ser soportes duros divididos en 3 paneles que permiten doblarlo.  La persona con discapacidad puede señalar con cualquier parte del cuerpo con la que consiga un movimiento voluntario. Si esto no es posible, el otro interlocutor deberá realizar un barrido manual por el tablero señalando casillas o símbolos para que la persona …

Intensidad, frecuencia, tipos de apoyos y grados de dependencia,

Los apoyos se clasifican en base a la intensidad de los apoyos que la persona en situación de dependencia necesita para poder desenvolverse con normalidad en su entorno. Ésta depende de distintas circunstancias en relación a las personas concretas, las situaciones y etapas de la vida. Los apoyos pueden variar en duración e intensidad.
Hay cuatro tipos de intensidad de los apoyos: Intermitente: los apoyos se proporcionan cuando se necesitan. Esto significa que no siempre son necesarios, o que sólo son necesarios durante periodos cortos que coinciden con las transiciones de la vida. Los apoyos intermitentes pueden ser de intensidad alta o baja.Limitado: esta intensidad de apoyo se caracteriza por su consistencia en el tiempo, por un tiempo limitado pero no intermitente. Puede exigir un coste inferior y menos personal que otros niveles más intensos de apoyo. Por ejemplo, podría ser un entreno en el trabajo por un periodo limitado.Extenso: se definen por la implicación continua y regular,…

Casos prácticos: desarrollo competencias sociales, papel del PASS

Las relaciones sociales y la integración son dos aspectos igual de importantes a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas dependientes institucionalizadas. Por todo ello, es importante que el profesional de atención sociosanitaria (PASS) y de atención directa conozca la importancia de reconocer las características psicológicas y sociales de las personas con dependencia para lograr una atención integral, fomentando su red social y sus habilidades sociales a través del acompañamiento en actividades.
Como PASS en instituciones socisanitarias conoce muy bien la importancia de promover la integración social de las personas residentes o usuarias del servicio. Vemos como lo describen ellos mismos.
Jone. PASS en un centro residencial para personas con trastornos mentales graves: "Os voy a explicar la importancia que tiene el tema de las habilidades sociales en mi trabajo. Mi jornada laboral se desarrolla con personas que presentan problemas psicológicos y mentales y antes de…