domingo, 1 de mayo de 2016

Desarrollo de habilidades sociales y competencias sociales en personas dependientes

Las relaciones sociales y la integración son dos aspectos igual de importantes a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas dependientes institucionalizadas. Por todo ello, es importante que el profesional sociosanitario y de atención directa conozca la importancia de reconocer las características psicológicas y sociales de las personas con dependencia para lograr una atención integral, fomentando su red social y sus habilidades sociales a través del acompañamiento en actividades.

Pero, ¿de qué estamos hablando cuando nos referimos a habilidades sociales?
Como consecuencia de una pérdida física, psíquica o sensorial, las personas en situación de dependencia pueden encontrase limitadas a la hora de comunicar con claridad sus opiniones, sentimientos y deseos, hasta el punto de manifestarse más vulnerables al sufrimiento físico y emocional. Algunas de las características específicas que presentan -como la inestabilidad y las frecuentes caídas, los efectos secundarios de la medicación, los estados de confusión mental e incluso el posible deterioro en el aspecto externo- pueden provocar una falta de motivación hacia las relaciones sociales. Por otro lado, algunas de las personas institucionalizadas pueden presentar dificultades en la interacción social y manifiestan insuficiente autocontrol, bloqueos internos, actitudes negativas o no productivas y conformismo y pasividad. 

Teniendo  en  cuenta  los déficits  y  capacidades  de  cada  persona,  se plantearán unos  objetivos de entrenamiento  concretos  para  mejorar  su  competencia  social  y  la  calidad  de  sus  relaciones sociales.

Aquellas personas residentes o usuarias de la institución que  lo  necesiten  podrán  aprender  a modificar  las  conductas problemáticas en  un taller  grupal de  entrenamiento  en  habilidades sociales.  Con  su participación en este
procedimiento  educativo,  cuyo  fin  es  enseñar  a  ejecutar  a través  de  actividades, podrán reforzar  o adquirir  comportamientos  habilidosos  en  las  situaciones interpersonales.

A continuación, presentamos  algunas  de  las  competencias  hacia  dónde  dirigir  el entrenamiento en  habilidades  sociales  de  las personas usuarias:
























+info:

No hay comentarios:

Publicar un comentario