Ir al contenido principal

Mantenimiento y/o la recuperación de habilidades para el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria

El profesional de atención sociosanitaria (PASS) tiene que elevar la consciencia y su responsabilidad sobre cómo en el acompañamieto de las actividades de la vida diaria puede contribuir a restaurar, mantener o incrementar la autonomía de las personas del centro. Es esencial que sepa valorar el nivel de autonomía y las necesidades de apoyo o supervisión que pueda requerir para la realización de las ABVD,

Además de instruirle, reforzarle y motivarla para la realización de las actividades que pueda realizar, en aquellas que tenga total autonomía se le dejará que las haga de manera independiente. Las ABVD en las que no disponga de la suficiente autonomía para realizarlas de manera autónoma se le prestará ayuda. Esta actuación puede ser desde la preparación de los elementos que necesita para realizar dichas actividades, ofrecere  estímulos e indicaciones verbales y no verbales orienten a la persona a realizar la actividad de manera autónoma sin nuestro contacto físico. En otras ocasiones y actividades puede requerir de una ayuda física parcial, es decir que iniciemos la actividad o la rematemos. Las ayuda física total o máxima solo puede ser prodigada en caso de que sea necesario suplir al usuario en la actividad.

Para elevar esa consciencia y responsabilidad se puede solicitar a los PASS que reflexionen o describan los acompañamientos que puede realizar el Profesional de Atención Sociosanitaria destinados al mantenimiento y/o la recuperación de las habilidades para el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria, como son el aseo, el vestido, la alimentación, la movilidad, etc., con la finalidad de mejorar o, en su defecto mantener, la autonomía de la persona mayor, aumentar su calidad de vida y potenciar su autoestima.

Ejemplo:


“ORDENANDO LA ROPA EN EL ARMARIO”

OBSERVACIONES/CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS PARTICIPANTES:

Esta actividad se realizará al ingreso del residente, coincidiendo con los cambios de ropa como consecuencia del cambio de temporada (invierno - verano) y cuando llegue la ropa limpia desde la lavandería del centro.

Dirigida a las personas mayores con ciertas limitaciones para llevar esta tarea a cabo con plena autonomía.

El desarrollo de la actividad dependerá de las limitaciones y grado de afectación que presente el residente.

OBJETIVOS

1. Mantener o mejorar la capacidad de la persona mayor tanto de localizar/elegir la ropa adecuada, como de vestirse y desvestirse de la forma mas autónoma posible.
2. Mantener y aumentar la independencia.
3. Aumentar su autoestima.

PROCESO, METODOLOGÍA.

Esta actividad consiste en que por parte de la persona mayor, y bajo la supervisión o apoyo físico parcial del responsable de la actividad, se lleven a cabo ejercicios reales sobre la organización de la ropa en el armario de cada persona a gusto de ésta, acorde con las normas prácticas del centro; que facilite su localización y la orientación en función de la época del año y/o climatología, para ello:

. Se le indicará, ayudará o consensuará con la persona la forma de organizar la ropa de la forma más conveniente y, dependiendo de la disposición del armario, posibilidades y gustos de la persona participante se procederá a su adaptación, (por ejemplo: la altura de la barra de colgar la ropa a su altura).

2º. Se le indicará o ayudará a colocar en perchas las camisas/blusas, americanas, vestidos, abrigos, etc.

3º. Se le indicará o ayudará a colocar en perchas de pinzas los pantalones, las faldas, etc.

4º. Se le indicará o ayudará a colocar en los diferentes cajones la ropa interior: medias, calcetines, pañuelos, etc.

. Se le indicará o ayudará a colocar en los entrepaños jerseys, etc.

6º. Se le indicará o ayudará a colocar el calzado en la zona baja del armario.

RECURSOS .

Una persona responsable de la actividad.
Las ropas de la persona participante


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tableros de comunicación

Una vez que se ha decidido la conveniencia del uso de un sistema de comunicación con ayuda, será necesario valorar el soporte o producto de apoyo más adecuado. Los productos de apoyo para la comunicación y la información son recursos tecnológicos que sirven de soporte a los símbolos del sistema de comunicación elegido.  Existen una serie de dispositivos sencillos y económicos que se conocen comúnmente bajo el nombre detableros de comunicación. Utilizan papel impreso y fundas plásticas, flexibles o rígidas.  Los pictogramas se organizan en un espacio que se adapta en tamaño y tipo de material a las características visuales y motrices de la persona usuaria. Pueden ser soportes duros divididos en 3 paneles que permiten doblarlo.  La persona con discapacidad puede señalar con cualquier parte del cuerpo con la que consiga un movimiento voluntario. Si esto no es posible, el otro interlocutor deberá realizar un barrido manual por el tablero señalando casillas o símbolos para que la persona …

Intensidad, frecuencia, tipos de apoyos y grados de dependencia,

Los apoyos se clasifican en base a la intensidad de los apoyos que la persona en situación de dependencia necesita para poder desenvolverse con normalidad en su entorno. Ésta depende de distintas circunstancias en relación a las personas concretas, las situaciones y etapas de la vida. Los apoyos pueden variar en duración e intensidad.
Hay cuatro tipos de intensidad de los apoyos: Intermitente: los apoyos se proporcionan cuando se necesitan. Esto significa que no siempre son necesarios, o que sólo son necesarios durante periodos cortos que coinciden con las transiciones de la vida. Los apoyos intermitentes pueden ser de intensidad alta o baja.Limitado: esta intensidad de apoyo se caracteriza por su consistencia en el tiempo, por un tiempo limitado pero no intermitente. Puede exigir un coste inferior y menos personal que otros niveles más intensos de apoyo. Por ejemplo, podría ser un entreno en el trabajo por un periodo limitado.Extenso: se definen por la implicación continua y regular,…

Casos prácticos: desarrollo competencias sociales, papel del PASS

Las relaciones sociales y la integración son dos aspectos igual de importantes a la hora de mejorar la calidad de vida de las personas dependientes institucionalizadas. Por todo ello, es importante que el profesional de atención sociosanitaria (PASS) y de atención directa conozca la importancia de reconocer las características psicológicas y sociales de las personas con dependencia para lograr una atención integral, fomentando su red social y sus habilidades sociales a través del acompañamiento en actividades.
Como PASS en instituciones socisanitarias conoce muy bien la importancia de promover la integración social de las personas residentes o usuarias del servicio. Vemos como lo describen ellos mismos.
Jone. PASS en un centro residencial para personas con trastornos mentales graves: "Os voy a explicar la importancia que tiene el tema de las habilidades sociales en mi trabajo. Mi jornada laboral se desarrolla con personas que presentan problemas psicológicos y mentales y antes de…