Ir al contenido principal

Comunicar en discapacidad


  • La  adaptación del léxico en el profesional de atención sociosanitaria  debe  responder significativamente  a  las  necesidades  especiales  de  comunicación  de  los  usuarios/as.  Lo que la persona usuaria percibe a su alrededor, es decir, del entorno en el que se encuentra, influye en su manera de sentir y determina que esté comodo/a o no. La institución se convierte en uno de sus entornos fundamentales y principales, incluyendo el sistema de relaciones que se establece en él, y de forma especialmente relevante, la manera de hablar y expresarse del personal sociosanitario.
  • Es  importante  considerar  la  forma  en  la  que  denominamos  o  describimos  al  usuario/a o  a  su  dependencia,  como  realizamos  determinadas  comunicaciones  a  las  personas con  dependencia,  y  en  general  la  forma  de  expresarnos  con  ellas  y  en  el  entorno  de la  institución. Por  ejemplo  si  a  una  residente  que  nunca  termina  la  comida,  al  servirle  le  decimos “Más  vale  que  te  lo  comas  todo,  guapa”,  ese  “guapa”  está  expresando  que  estamos hartos  de  su  comportamiento.  Nosotros  le  hemos  asignado  un  significado  negativo  a una  palabra  positiva  (guapa).
  • Existen términos con connotaciones negativas que puden debiliar la autoestima y autonomía personal del usuario/a. Para  referirnos  a  ellos,  utilizaremos  siempre  el  término  “persona con discapacidad”,  “persona con Alzheimer”, “persona usuaria”, ya  que  cada individuo  es  único  y  su  deficiencia  debe  ser  entendida  sólo  como  una  condición  o  característica  más  de la  persona,  y  no  como  una  seña  de  identidad. Por  ejemplo,  la  palabra  “viejo”  tiene  una  connotación  negativa,  aunque  no  se  utilice con  esa  intención,  por  lo  que  utilizaremos  otros  de  carácter  neutral  “persona  mayor “persona  de  tercera  edad”.  Otros  términos  como  “discapacitado”  o  “enfermo”  definen de  manera  directa  al  usuario/a,  lo  correcto  es  separar  a  la  persona  de  su  condición  de dependencia  o  enfermedad  (primero  es  la  persona  y  después  su  condición, “persona  con  discapacidad”,  “persona  que  tiene/presenta  una  enfermedad”.  Otros  términos inadecuados  “deficiente  mental”  por “persona  con  discapacidad  intelectual  o psíquica”,  “mongólico”  por  “persona  con  síndrome  Down”,  “psiquiátrico”  por  “hospital de  salud  mental”, “sufre/padece las consecuencias del Aizheimer”…mejor “persona con/tiene/presenta la enfermedad de  Alzheimer”. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Tableros de comunicación

Una vez que se ha decidido la conveniencia del uso de un sistema de comunicación con ayuda, será necesario valorar el soporte o producto de apoyo más adecuado. Los productos de apoyo para la comunicación y la información son recursos tecnológicos que sirven de soporte a los símbolos del sistema de comunicación elegido.  Existen una serie de dispositivos sencillos y económicos que se conocen comúnmente bajo el nombre detableros de comunicación. Utilizan papel impreso y fundas plásticas, flexibles o rígidas.  Los pictogramas se organizan en un espacio que se adapta en tamaño y tipo de material a las características visuales y motrices de la persona usuaria. Pueden ser soportes duros divididos en 3 paneles que permiten doblarlo.  La persona con discapacidad puede señalar con cualquier parte del cuerpo con la que consiga un movimiento voluntario. Si esto no es posible, el otro interlocutor deberá realizar un barrido manual por el tablero señalando casillas o símbolos para que la persona …

Intensidad, frecuencia, tipos de apoyos y grados de dependencia,

Los apoyos se clasifican en base a la intensidad de los apoyos que la persona en situación de dependencia necesita para poder desenvolverse con normalidad en su entorno. Ésta depende de distintas circunstancias en relación a las personas concretas, las situaciones y etapas de la vida. Los apoyos pueden variar en duración e intensidad.
Hay cuatro tipos de intensidad de los apoyos: Intermitente: los apoyos se proporcionan cuando se necesitan. Esto significa que no siempre son necesarios, o que sólo son necesarios durante periodos cortos que coinciden con las transiciones de la vida. Los apoyos intermitentes pueden ser de intensidad alta o baja.Limitado: esta intensidad de apoyo se caracteriza por su consistencia en el tiempo, por un tiempo limitado pero no intermitente. Puede exigir un coste inferior y menos personal que otros niveles más intensos de apoyo. Por ejemplo, podría ser un entreno en el trabajo por un periodo limitado.Extenso: se definen por la implicación continua y regular,…

Productos de apoyo para el acceso al ordenador

Los SCAA se definen como un conjunto estructurado de elementos no vocales que permiten la comunicación, no surgen espontáneamente, necesitan procedimientos específicos de aprendizaje formal y pueden necesitar o no un soporte físico. 
Cuando un SCAA sustituye en su totalidad al lenguaje oral hablamos de SISTEMA DE COMUNICACIÓN ALTERNATIVO, mientras que si sólo complementa al lenguaje oral incrementando y estimulando la producción verbal estamos ante un SISTEMA DE COMUNICACIÓN AUMENTATIVO. 
Elementos que componen un SCAA: Sistema: método/s seleccionado/s para desarrollar la comunicación Soporte: se refiere al producto de apoyo necesario para mantener el SCAA específico Forma de acceso:dispositivos que permiten a la persona utilizar un SCAA para la transmisión de mensajes Para acceder a los ordenadores y otros productos de alta tecnología como tablets y comunicadores digitales basados en tablets se han desarrollado ciertos dispositivos que se adaptan a cualquier movimiento voluntario que …