Ir al contenido principal

Influencia de los gestos en la comunicación no verbal

Las personas realizamos cinco tipos de gestos diferentes, según establecieron los psicólogos norteamericanos Ekman y Friesen. En esta entrada explicamos cómo distinguirlos, y cuál es su influencia en la comunicación no verbal en el ámbito sociosanitario.

1. Gestos emblemáticos
Los gestos emblemáticos tienen una traducción verbal concreta sin necesidad de usar palabras, y son perfectamente comprendidos sin más explicación. Uno de los más populares y universales es la típica señal con el puño cerrado y el pulgar hacia arriba, para indicar que todo va bien.

2. Gestos ilustradores
Los gestos ilustradores son los que acompañan la conversación del profesional de atención sociosanitaria, forman parte del mismo y lo enriquecen. Se emplean para representar visualmente lo que se quiere decir. Están estrechamente asociados a nuestra credibilidad. Se disparan de forma automática e inconsciente, unas milésimas de segundo antes que las palabras a las que van vinculados. Forman parte de nuestra personalidad, por lo que debemos tener mucho cuidado a la hora de cambiarlos intencionadamente, para no resultar artificiales.

3. Gestos reguladores

Los gestos reguladores son los que utilizamos para facilitar el flujo de la comunicación y para interactuar con las personas usuarias. Con ellos indicamos, por ejemplo, que hemos terminado de hablar o que esperamos una respuesta. Ofrecer la mano para saludar, o levantarla para “frenar” a nuestro interlocutor, o pedir el turno de palabra son gestos ilustradores frecuentes.


4. Gestos adaptadores
Los gestos adaptadores son aquellos movimientos que realizamos tocando nuestro propio cuerpo o manipulando algún objeto, como ajustarnos los puños de la camisa o llevarnos la mano a la boca. Están vinculados fundamentalmente al manejo de las emociones. Se incrementan con la tensión y el estrés -como los típicos tics nerviosos-. También nos sirven para controlar o disimular nuestro estado emocional, o para ayudarnos en la concentración.


5. Gestos manifestadores de afecto

Los gestos manifestadores de afecto también están vinculados a las emociones, pero se diferencian de los adaptadores por su papel en la socialización: nos sirven para comunicar a los demás nuestros sentimientos. Se aprecian fácilmente por las expresiones faciales que los acompañan, y por los movimientos de las extremidades superiores y la postura corporal de acercamiento.



En conclusión
Elevar la consciencia sobre los gestos que utilizamos nos ayudará a aprender a gestionar nuestra comunicación no verbal con más eficacia.

Podemos señala  tres sencillas reglas para observarlos en nosotros mismos y los demás: no hacer interpretaciones peregrinas, obsérvalos de forma agrupada, busca su congruencia con las palabras, y ten siempre en cuenta el contexto en el que se producen

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tableros de comunicación

Una vez que se ha decidido la conveniencia del uso de un sistema de comunicación con ayuda, será necesario valorar el soporte o producto de apoyo más adecuado. Los productos de apoyo para la comunicación y la información son recursos tecnológicos que sirven de soporte a los símbolos del sistema de comunicación elegido.  Existen una serie de dispositivos sencillos y económicos que se conocen comúnmente bajo el nombre detableros de comunicación. Utilizan papel impreso y fundas plásticas, flexibles o rígidas.  Los pictogramas se organizan en un espacio que se adapta en tamaño y tipo de material a las características visuales y motrices de la persona usuaria. Pueden ser soportes duros divididos en 3 paneles que permiten doblarlo.  La persona con discapacidad puede señalar con cualquier parte del cuerpo con la que consiga un movimiento voluntario. Si esto no es posible, el otro interlocutor deberá realizar un barrido manual por el tablero señalando casillas o símbolos para que la persona …

Intensidad, frecuencia, tipos de apoyos y grados de dependencia,

Los apoyos se clasifican en base a la intensidad de los apoyos que la persona en situación de dependencia necesita para poder desenvolverse con normalidad en su entorno. Ésta depende de distintas circunstancias en relación a las personas concretas, las situaciones y etapas de la vida. Los apoyos pueden variar en duración e intensidad.
Hay cuatro tipos de intensidad de los apoyos: Intermitente: los apoyos se proporcionan cuando se necesitan. Esto significa que no siempre son necesarios, o que sólo son necesarios durante periodos cortos que coinciden con las transiciones de la vida. Los apoyos intermitentes pueden ser de intensidad alta o baja.Limitado: esta intensidad de apoyo se caracteriza por su consistencia en el tiempo, por un tiempo limitado pero no intermitente. Puede exigir un coste inferior y menos personal que otros niveles más intensos de apoyo. Por ejemplo, podría ser un entreno en el trabajo por un periodo limitado.Extenso: se definen por la implicación continua y regular,…

Productos de apoyo para el acceso al ordenador

Los SCAA se definen como un conjunto estructurado de elementos no vocales que permiten la comunicación, no surgen espontáneamente, necesitan procedimientos específicos de aprendizaje formal y pueden necesitar o no un soporte físico. 
Cuando un SCAA sustituye en su totalidad al lenguaje oral hablamos de SISTEMA DE COMUNICACIÓN ALTERNATIVO, mientras que si sólo complementa al lenguaje oral incrementando y estimulando la producción verbal estamos ante un SISTEMA DE COMUNICACIÓN AUMENTATIVO. 
Elementos que componen un SCAA: Sistema: método/s seleccionado/s para desarrollar la comunicación Soporte: se refiere al producto de apoyo necesario para mantener el SCAA específico Forma de acceso:dispositivos que permiten a la persona utilizar un SCAA para la transmisión de mensajes Para acceder a los ordenadores y otros productos de alta tecnología como tablets y comunicadores digitales basados en tablets se han desarrollado ciertos dispositivos que se adaptan a cualquier movimiento voluntario que …