sábado, 19 de marzo de 2016

En el nombre del padre...

...Y en el nombre del hijo.
Una tarde en la que  Robb Scott  estaba en una tienda de música y videos,  escuchó a un niño preguntarle a su padre qué era el síndrome de Down, a lo cual el hombre respondió: “Una enfermedad de la mente”.

En ese momento Robb se quedó perplejo pero decidió no decir nada. Y se sintió mal por lo que no dijo en la tienda y decidió grabar su respuesta en video para así hacerla pública.
El sindrome de Down debería ser definido como “una variante más dentro de la normalidad”. Nos recuerda el manido debate sobre lo normal de lo patológico. Los médicos no solo estudian las enfermedades, también otras variantes de la normalidad.  Por ejemplo ¿se es enfermo de alopecia?, ¿que es lo normal respecto a la cantidad o distribución del vello corporal? A quienes necesitan una loción hidratante para su piel seca después del baño, ¿debemos considerarlos enfermos de piel reseca?

Dice Jose Maria Borrel, médico de familia y padre de un joven con síndrome de Down.


"En definitiva, y si queremos caminar hacia la total inclusión de las personas con discapacidad intelectual en general y ante todo al respeto a la persona con síndrome de Down, podemos zanjar la duda diciendo que no es una enfermedad, si no una condición genética o incluso una anomalía genética; una cosa es normalizar y otra engañarnos, de este modo recordamos que son PERSONAS (tener un cromosoma extra no les expulsa de su condición humana) con una DIFERENCIA, y que acuden al médico no por ello sino por las enfermedades añadidas, como hacemos todas las personas."

miércoles, 16 de marzo de 2016

Teleformación Atención Sociosanitaria. Curso Gratuíto

ULTIMAS PLAZAS ¡¡¡INICIO 25 de ABRIL!!!
A quién va dirigido: Personas menores de 30 años dentro de los siguientes colectivos:

  • Desempleados/as de larga duración.
  • Desempledas/os provenientes del plan PREPARA.
  • Desempleadas/os que no hayan accedido a su primer empleo.
  • Desempleadas/os de baja cualificación (no tener FP, ni titulación universitaria, ni CP de nivel 2 ó 3)
  • En activo incluidos en uno de los siguientes grupos de cotización: 06, 07, 09 ó 10.

Para poder participar, la persona deberá cumplir con al menos uno de los siguientes requisitos:
a) Estar en posesión del Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria o equivalente.
b) Estar en posesión de un certificado de profesionalidad de nivel 2.
c) Estar en posesión de un certificado de profesionalidad de nivel 1 de la misma familia y área profesional.
d) Cumplir el requisito académico de acceso a los ciclos formativos de grado medio, o bien haber superado las correspondientes
pruebas de acceso reguladas por las administraciones educativas.
e) Tener superada la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años y/o de 45 años.

Además de ello, las/los alumnas/os han de tener las destrezas suficientes para ser usuarios/as de la
plataforma virtual en la que se apoya esta acción formativa (se realizará prueba).

Tutoras-docentes:
Ana Gómez. Heidelber (1980)
Diplomada Universitaria en Enfermería. Formadora área sociosanitaria. Docente acreditada para teleformación.

Apoyo en la organización de actividades para personas dependientes en instituciones (70h) 
Intervención en la atención higiénico alimentaria en  instituciones (70h) 
Intervención en la atención sociosanitaria en instituciones  (70h) 



Visi Serrano. Donostia (1971) 
Licenciada en Psicología Formadora de equipos y personas del área psicosociosanitaria, entre otras. Experta en terajuego geriátrico y en terapia psicomotriz. Docente acreditada en teleformación. Experta en gestión de comunidades virtuales.

Apoyo en la recepción y acogida en instituciones (30h) 
Técnicas de Comunicación con personas dependientes (50h) 
Animación social en personas dependientes en instituciones  (30h) 
Mantenimiento y Mejora de las Actividades diarias (50h)